Esta demostración científica dejará a tus amigos con la boca abierta, la fuerza de la presión atmosférica y la tensión superficial de las moléculas del liquido, permiten en este experimento que parezca que el agua está flotando en el aire.